Procausa del proceso de beatificación de la Madre Ysabel

Antecedentes

La Congregación de Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús, fue fundada en el año 1890, por la Madre Ysabel Lagrange Escobar y el Presbítero Calixto González Rodil. A partir de la fecha antes mencionada, la Madre Ysabel ejerce el servicio de Superiora General hasta el año 1929, cuando la sustituye en el cargo, su hermana carnal la Madre San José.

La Madre Ysabel muere un día 29 de abril de 1933 y siendo Superiora General su hermana por consanguinidad Madre San José, se intuye por el contexto histórico y espiritual reinante en la época, que por razones de humildad y sencillez de vida, no se propagaron sus grandes virtudes y los testimonios orales y escritos que dan fe de su santidad.

La Madre San José ejerce el servicio de Superiora General por dos periodos consecutivos y la sustituye en el año 1941 la Madre Jesús, Hermana que conoció y convivió con la Madre Ysabel desde 1917 hasta su deceso. La Madre Jesús en su empeño de hacer realidad uno de los grandes sueños de la de la Madre Ysabel, como era lograr para la Congregación el Derecho Pontificio, se dedica a la esta tarea, mientras la vida y santidad de la fundadora se guarda en el corazón y el espíritu de la congregación. Gestionar el Derecho Pontificio para la Congregación, supone para la Madre Jesús y sus hermanas inversión de tiempo y peculio. Es en 1952 cuando por Decreto 841-43 C. 67 de fecha 8 de mayo, la Congregación adquiere su Derecho Pontificio, con el que prácticamente culmina el segundo periodo de la Madre Jesús.

En 1953 asume el servicio de Superiora General la Madre Benigna María, quien ejerció por tres periodos consecutivos. Durante su permanencia en el cargo, situaciones políticas, eclesiales y congregacionales absorbieron la atención de su gestión y la vida y santidad de los fundadores continúan guardados en las entrañas de la congregación. Su primer periodo 1953 - 1959 se enmarca en el contexto de la dictadura como sistema de gobierno del país, su segundo periodo, 1959 – 1965, época de transición entre la dictadura y la democracia, aspectos estos que afectaron la vida de la Iglesia y por consiguiente de las congregaciones religiosas, posiblemente no hubo la oportunidad de dar a conocer la vida, obra y santidad de los fundadores en los ámbitos que la Congregación ejerce su misión y menos pensar en iniciar proceso pro causa para la beatificación. El tercer periodo 1965 – 1971 se abre el Concilio Vaticano II y por consiguiente toda la atención estuvo signada con dicho acontecimiento. La Madre Benigna María en los distintos períodos de Superiora General, se abocó a apoyar a la Iglesia en todo lo que suponía la crisis generada por el momento histórico que vivía y traspasar las fronteras para llevar la Congregación a otros países, como Colombia y España.

La Hermana Inés de la Cruz sucede a la Madre Benigna María en el cargo de Superiora General, quien ejerce también por dos periodos consecutivos, 1971 – 1977 a 1983. Su gestión estuvo enmarcada en el Post-Concilio, época de grandes cambios en la Iglesia que generan fuertes crisis al interno de las congregaciones religiosas, por lo que toda su atención está puesta en resolver los problemas generados por los cambios profundos que trajo la puesta en práctica del Concilio Vaticano II, y como consecuencia la realización de un Capitulo General extraordinario para renovar la Constitución a la luz de los documentos del Concilio. Por consiguiente no se aborda lo concerniente a la vida y santidad de los fundadores.

Para el periodo 1983 – 1989 es nombrada Superiora General la Madre María Jesús y consecutivamente para el periodo 1989 – 1995, Ésta fallece dos años antes de culminar su segundo periodo en 1993, durante estos lapsos se inició el proceso de recopilación de las primeras fuentes de la vida, obra y santidad de la Madre Ysabel, y con motivo de celebrarse los cien años de fundada la congregación en 1990, se propaga la vida y obra de los fundadores en los ámbitos donde hacen presencia las Hermanas Franciscanas del Sagrado Corazón de Jesús.

Al deceso de la Madre María Jesús asume la dirección de la congregación la Hermana Ana Adelina, quien ejercía como Vicaria General hasta el año 1995, cuando es nombrada Superiora General para el periodo 1995 – 2001 y consecutivamente para un segundo periodo 2001 – 2007. Durante estos años se continúa el proceso iniciado, se publica el libro “Madre Isabel: una mujer, una vida, un camino”, escrito por el Padre Adrián Setién, Sacerdote Capuchino, cuyas fuentes de información histórica fueron los testimonios de algunas hermanas que conocieron a la Madre Ysabel y documentos facilitados sobre sus datos biográficos. La Madre Ana Adelina impulsó la tarea de profundizar y dar a conocer la vida, obra y santidad de los fundadores con miras a iniciar el proceso pro-causa de beatificación de la fundadora.

El Capítulo General de 2007 se plantea entre sus opciones, introducir el proceso de causa de beatificación de la Madre Ysabel y la Madre Judy Castillo actual Superiora General, formaliza el inicio de dicho proceso en representación del autor de la causa.

VISITA EL BLOG CAUSA DE BEATIFICACIÓN DE MADRE YSABEL

Presentación Proceso de Beatificación Madre Ysabel [Ver Documento]

Edicto, 8 de Abril 2012 [Ver Documento]

Carta a la Congregación para la Causa de los Santos [Ver Documento]

COMUNICACIÓN DE LA CONGREGACIÓN DE LA CAUSA DE LOS SANTOS (10 NOV. 2012) [Ver Documento]

Correspondencia recibida el 7 Junio 2013 de la Congregación de la Causa de los Santos [Ver Documento]

Decreto de Nombramiento de la Comisión de Peritos (10 SEP. 2013) [Ver Documento]

Proceso de Exhumación de los Restos Mortales de la Sierva de Dios Madre Ysabel Lagrange [Ver Documento]

Beatificación
Madre Isabel Beatificacion